Perfil del candidato – Richard Ravitch

El proceso de nombramiento a la junta es complicado, y por ende, antes que nada, vamos a hacer una revisión rápida del mismo.

El Presidente Obama es el que elige a todos los siete miembros de la junta, de acuerdo a los siguientes criterios:

  • Debe seleccionar dos candidatos de las listas proporcionadas por el Presidente de la Cámara, Paul Ryan, uno de los cuales debe “mantener una residencia principal en el territorio o tener su lugar principal de actividad en el territorio”.
  • Debe seleccionar dos de una lista proporcionada por el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell.
  • Debe seleccionar uno de la lista proporcionada por la líder de la minoría de la Cámara baja, Nancy Pelosi.
  • Debe seleccionar uno de la lista proporcionada por la líder de la minoría del Senado, Harry Reid.
  • Puede elegir uno a su total discreción.

ravitch flagEsto significa que, para todos los efectos, los republicanos son lo que controlan el proceso de nominación de cuatro puestos en la Junta y los demócratas de la nominación de tres, aunque todas las designaciones oficiales serán realizadas por el Presidente. Además, el gobernador de Puerto Rico es un miembro de la junta “de oficio” pero sin derecho a voto.

Para mi primer perfil de candidato, voy a elegir una persona que ya ha sido nombrada en varias ocasiones, y que sin duda será uno de las primeras en ser presentadas por los demócratas en vistas a ocupar uno de los tres puestos que les corresponden. Esta persona es Richard Ravitch, exvicegobernador de Nueva York y expresidente de la Autoridad Metropolitana de Transporte.

En primer lugar, veamos algunos antecedentes: Ravitch fue anteriormente director de la Autoridad Metropolitana de Transporte y de la Corporación Estatal de Desarrollo Urbano de Nueva York cuando la ciudad de Nueva York se encontraba en una situación fiscal apremiante y recibió su propia junta de control en la década de los ’70.

Debido a esto, Ravitch se ha convertido en uno de los candidatos preferidos de los demócratas al momento de buscar asesores durante las crisis financieras. En particular, fue nombrado por el juez especialista en quiebras, Steven Rhodes (cuyo nombre también resuena en conexión con un puesto en la Junta) para asesorar al tribunal durante la reestructuración de deuda de Detroit en 2014.

A pesar de que no carece de experiencia, Ravitch no es una parte desinteresada.

Cuando se le preguntó acerca de su vínculo con Puerto Rico durante una audiencia ante el Comité Judicial del Senado en diciembre, respondió Ravitch que, “Yo no represento a nadie en este tema. No me pagan por el tiempo que le he dedicado durante el último año a analizar la situación fiscal en Puerto Rico”.

Sin embargo, se desempeñó como asesor del gobierno de García Padilla en los primeros días de su campaña y abogó a favor de una reestructuración total de la deuda en otoño de 2015. Si bien esa parte de que no lo pagaron puede ser cierta (todos los informes indican que trabajó ad honorem), difícilmente se pueda afirmar que él no representaba “a nadie” cuando estaba asesorando al gobierno de Puerto Rico.

Algunas entidades, incluyendo el grupo de observación gubernamental del Centro de Política Nacional y Legal, han puesto esta afirmación en tela de juicio, planteando más preguntas acerca de los lazos comerciales que unen a Ravitch con una compañía de seguros de bonos llamada Build America Mutual (conocida como BAM) Assurance Company, en la que ocupa un puesto en la Junta Directiva.

BAM no posee deuda de Puerto Rico, y de hecho, es de conocimiento público, según la misma, que se niega a asegurar los bonos de Puerto Rico. Mientras tanto, muchos de sus competidores y otras aseguradoras de bonos grandes, como Ambac o Assured Guaranty, están por padecer grandes pérdidas debido a su propia exposición en ciertos escenarios de reestructuración, algo que por supuesto beneficiaría a BAM. Cualquier interpretación razonable concluiría que esta situación presenta un profundo conflicto de intereses para un miembro de la junta responsable de definir gran parte del porvenir de la reestructuración de Puerto Rico.

Dicho de otra forma, hay instancias muy claras de potenciales conflictos de intereses, y por ende, debo izar una bandera roja. La misión de la junta, y su capacidad para llevar ésta a cabo de manera eficaz y en el mejor interés del pueblo de Puerto Rico, depende de su independencia. Hay muchos candidatos con experiencia relevante, y es el deber del Congreso referirse únicamente a aquellos que son realmente independientes.

Veredicto: red-flag Bandera Roja – la trayectoria que ostenta Ravitch al ser asesor de la Administración de Padilla García y el potencial conflicto de intereses comerciales que esto implica hace que sea inadecuado para servir en la junta de control independiente.

Si usted tiene una pista sobre quién debería perfilar en el futuro, por favor enviar su sugerencia a la casilla de TIP en controlboardwatch.org.

Crédito de foto