Perfil del candidato: Sharon Levine

Levine

Sharon Levine es una abogada especializada en quiebras con la firma Saul Ewing en Nueva Jersey. Su nombre surgió hace poco, pero se rumora que el Departamento del Tesoro apoyaria su candidatura para la junta, sea como una persona nombrada a un puesto o en calidad de asesora.

Para los sindicatos de Puerto Rico y algunos políticos de izquierda, la participación de Levine en la junta sería una gran victoria. Ha representado a los sindicatos en múltiples casos de quiebra, incluyendo a AFSCME durante el proceso de Capítulo 9 de Detroit.

Pero es precisamente por esto, al igual que Dennis Rivera, que se debería excluir a Levine de un puesto en la junta desde el saque, debido a sus extensos vínculos con los sindicatos, los cuales tienen mucho interés en el resultado de la reestructuración de Puerto Rico. Para Levine, los sindicatos no son meros clientes – durante una entrevista con Fox Business 2014, dijo que, “lo que vimos en Stockton y lo que vimos en Detroit es que hay una conciencia, esperamos que haya una conciencia, de que cuando se trata del grupo más vulnerable de sus constituyentes, los jubilados, estos deben ser protegidos en un nivel que es quizás diferente a la de un inversor que puede tener alguna participación en el transporte, otro tanto en lo municipal, y otros en algún otro lado.”

Este o no de acuerdo con la opinión de Levine, está claro que una de las principales responsabilidades de la junta sera examinar la economía de PR y sus finanzas desde una base cero, y basarse en esa perspectiva impoluta para poner en práctica las políticas más eficaces para que el ELA pueda retomar el sendero del crecimiento. Designar o contratar a una persona para asesorar a la junta que tiene una agenda clara en el proceso de reestructuración sería un error y por eso debe ser descartada.

Veredicto: red-flag Bandera Roja – Sharon Levine tiene una opinión clara y bien definida que los sistemas de pensiones de la Unión deben recibir un tratamiento preferencial respeto de los otros acreedores en el proceso de reestructuración. Teniendo en cuenta que una tarea principal de la junta consiste en encontrar la manera de lidiar con el sistema de pensiones de Puerto Rico, sería imposible para la junta mantener su independencia si Levine es nombrada o contratada en calidad de asesora.